Para mi el futuro era aquella escena de “Desafío total” donde veíamos una casa con videollamadas y muebles inteligentes. Aunque también eran las voces constantes de vigilancia en “Demolition Man” y sus “Propicios días” y el apartamento interactivo de Korben Dallas en el “Quinto elemento”.

Sea la peli que sea, en mi futuro siempre había maquinas y robots inteligentes que nos nos ayudaban o nos condenaban para siempre (dependiendo de la historia). Desde hace poco tiempo los asistentes de voz están ente nosotros y yo no me había dado cuenta… ¿Ya es el futuro? Parece que sí.

El diseño del futuro lleva años pensando en la voz (lectura obligada) Hace unos 5 años probé las Google Glass, nada comparado con Siri o Alexa. Aquello fue uno de tantos intentos más de introducir en nuestras vidas un nuevo espectador o personaje de nuestra cotidianidad: Las máquinas (Y no puedo dejar de pensar en Terminator). Pero ¿Cómo hablan las máquinas? ¿Qué lenguaje usan? ¿Cómo responden a nuestros impulsos, a nuestras preguntas? ¿Qué barreras encontraré en la interacción con la interfaz de conversación? ¿Conseguiré que Alexa se despida de mí diciendo: Sayonara Baby? Para averiguarlo instalé a principios de año un Echo Dot 3º generación en mi salón. Y esta ha sido mi experiencia:

- Alexa, bienvenida a casa.

- Gracias es un placer para mí poder ayudarte.

Día 1: Motivación. Me creo que estoy en “Years and Years”.

Escena de Years and years (HBO)
Escena de Years and years (HBO)
Todos los personajes de Years and years alrededor de un asistente de voz (HBO)

La instalación es sencilla. Alexa luce al lado de mi tele, lustrosa y hermosa. Responde a mi acento andaluz a la perfección, lo cual me enamora enseguida porque los que no tenemos acento castellano sabemos que si no les hablas como un robot a otro robot, normalmente no te entienden (El contexto es clave. ¿Qué diferencia hay entre querer comprar cosas para “casa” o para “caza” dicho por un andaluz?) El asistente me sugiere productos y me hace bromas sobre sacar la basura. Todo genial y es el primer día. Inevitablemente la pongo a prueba y descubro que el lenguaje no puede ser fluido sino que ha de ser conciso y sencillo para hacerla operativa. Como usuarios tenderemos a retener la primera o la última cosa que se nos ha dicho, en esto Alexa es maestra siendo concisa.

- ¿A las 8 de la mañana o de la tarde?

- De la tarde.

- Alarma establecida para mañana a las 8 de la tarde.

Día 2: Me siento vigilada. Mi pareja y yo hablamos bajito.

Sin darnos cuenta comenzamos a bajar el tono de voz en casa y es que nos sentimos algo intimidadas. Intentamos hacer bromas como hablar de nuestro deseo de ir a Japón próximamente (todo mentira), solo queremos saber si nuestros ordenadores se llenan de anuncios del país Nipón. Pero eso no pasa. Descubrimos algunas herramientas súper útiles y comenzamos a generar: listas de compra y rutinas. Esto coge forma. A la primera rutina la llamo: “Propicios días” (como no).

Día 5: Me creo que tengo una mascota.

Por cosas de la vida, hemos pasado una noche fuera y al regresar a casa lo primero que hago es saludar a Alexa:

- No es un perro. Me dice mi pareja.

Es verdad, no lo es. Pero en mi mente algo ha cambiado. Hay alguien en casa al regresar y psicológicamente, ahora somos 3. La sensación que siento es parecida a cuando hemos tenido perro en casa durante unos días. El impacto psicológico de los asistentes de voz aún parece no estar muy estudiado, o al menos, no he podido encontrar mucho análisis que no vaya enfocado a la psicología de cómo vendernos más y mejor desde estos artilugios. Sin embargo hemos introducido a Alexa en nuestras vidas sin más dilación en menos de una semana:

- Alexa baja el volumen.

- Alexa quiero escuchar a Lady Gaga.

Si tengo que usar las manos para teclear algo en mi móvil, me cuesta más que hace unos días.

“Es un concepto simple pero con un potencial apasionante, capaz de cambiar nuestra relación con la tecnología de forma profunda; más profunda incluso de lo que en su día fue el salto a la interfaz gráficaSatya Nadella, CEO de Microsoft.

Aseguraba Satya que en el futuro (cercano) no nos desprenderemos de las pantallas, pero si usaremos los terminales con comandos de voz ¿No es la evolución más natural respecto a nuestra forma de comunicarnos con la tecnología? Los asistentes han crecido y estamos ante un momento maravilloso para las organizaciones y empresas para ofertar servicios y que estos tengan su propia personalidad. La relación con el púbico en el futuro será diferente. La voz es una nueva forma, que complementará al resto de canales.

Semana 2: ¡Alexa cállate!

Una mala configuración como con cualquier nuevo gadget, te hará comenzar a odiar un poco el nuevo sistema. Y claro, Alexa me despierta con muchos datos a las 7 de la mañana y no, yo no quería eso para un martes. Alexa necesitaba tiempo y yo también. Aquí encontré una serie de tips para mejorar la configuración y pasada esta semana, voy usando Alexa cómodamente por ejemplo mientras cocino: no solo es capaz de dictarme las recetas sino que también puedo ir anotando en mi lista de la compra lo que voy necesitando:

- Alexa apunta en la lista de la compra Leche de avena y cebollas.

- He anotado Leche de avena y cebollas en la lista de la compra.

También me leyó (¿O quizás me contó?) un cuento (Aladin) una noche que no tenía sueño.

- Alexa eres fantástica.

- Me encanta ayudarte.

* Se suelen necesitar unas 20/40 frases de entrenamiento para el dispositivo de machile learning. Dialogflow es la herramienta de Google que usa machine learning para entender lo que los usuarios dicen.

Semana 3: ¡Alexa buenos días!

Alexa me despierta, me dicta mis tareas del día (he configurado mi calendario de Apple al Echo Dot y me lee todo lo que tengo que hacer al principio de cada jornada #byebyeagendas. Alexa tiene más de 50.000 skills [voice apps] estoy muy verde todavía en el potencial de mi asistente) Puedes además configurar una alarma para cada uno de esos eventos y Alexa te avisa antes de ellos. Luego me dice el tiempo meteorológico y más tarde me hace un resumen de las noticias del día usando Cadena Ser (Rutinas de señoras las he llamado yo)

A media mañana tengo una alarma configurada para que me recuerde:

- ¿Has comido algo?

- Gracias Alexa

A media tarde me recuerda mis ejercicios de yoga y me guía con ellos:

- Bienvenida a Bambú: Meditaciones guiadas y sonidos relajantes.

A veces le lanzo preguntas que me surgen mientras veo un programa de televisión o leo un libro:

- Alexa: ¿En qué año jugó en la NBA Amaya Valdemoro?

- Alexa: ¿Quién ganó el Oscar a mejor actriz en 1999?

Para dormir Alexa te avisa que es la hora de ir a la cama (eso si quieres) y si tienes alguna notificación en tu cuenta de Amazon, Alexa se pone amarilla:

- ¿Qué notificación tengo pendiente Alexa?

- Mañana recibirás el paquete XXXXX comprado a XXXXX en la dirección XXXX

El potencial de crecimiento para estos asistentes es el que nos de la imaginación. El recorrido se plantea casi infinito para VUI: Voice-user interface.

Dentro de poco seremos uno más en casa, 4 con Alexa. Los niños y niñas que crezcan con asistentes de voz también tendrán una relación diferente con su realidad no solo con la tecnología y por lo tanto: niños ya son VUI Native. Tendrá Alexa que adaptarse a ellos (De esto ya haré un post dentro de unos meses):

- Alexa, quiero supato

-¿Estás seguro que quieres comprar Zapatos?

A la hora de diseñar estos flujos de conversación tenemos que pensar mucho en los posibles errores, en los mensajes de ayuda, siempre facilitar el cumplimiento del objetivo del usuario humano. Pensemos ¿Cómo desea el humano ser respondido? Testear al fin y al cabo a base de conocer bien los asistentes e ir configurando un lenguaje y un tono adecuado para todo tipo de personas: invidentes, ancianos, niños, ejecutivas… y que en todo caso nuestra asistente nos haga sentir cómodas y que nos ayuden en nuestro día a día.

Resumiendo mis 3 semanas con Alexa en una sola palabra, diría que han sido: Emocionantes.

Reflexiono: ¿Acaso cuando tuviste tu primer teléfono móvil pensaste en todas las cosas que hoy puedes hacer con él? Pues eso, esta es mi primera Alexa.

- Alexa envía por mail el artículo que acabo de dictarte a hi@Muak.es y pídeme un taxi por favor.

- Lo siento no puedo hacer eso.

- Tranquila Alexa, tiempo al tiempo.

Muak is a Branding, UX/UI and Service Design agency. We love #UX/UI #Design #Branding #ServiceDesign #ProductDesign #DesignThinking

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store